miércoles, 9 de febrero de 2011

Contaminación atmosférica, la denuncia de un vecino de Barajas







Si bien es cierto que el tráfico de los coches tiene mucho que ver con los altísimos niveles de contaminación que estamos padeciendo, no lo es menos la contribución que a ello añade el tráfico aéreo de los aviones en el cielo 
de Madrid.
Un estudio que se hizo sobre las previsiones de consumo de keroseno para las aeronaves en el aeropuerto de Barajas para el año dos mil diez, ascendía a 275.780.160 kilogramos. Un dato a tener en cuenta es que el consumo de keroseno gastado en las operaciones de aterrizajes y despegues en el aeropuerto eran un diez por ciento superiores a las de todos los vehículos pesados en el censo en la Comunidad de Madrid, si estos circularan por las zonas próximas al mismo en las carreteras N-1, N-2, y A-10. La media de consumo de keroseno se puede cifrar en unos seiscientos litros por cada operación de aterrizaje y despegue en un plazo de tres minutos.

Si tenemos en cuenta que en las proximidades de Madrid tenemos cuatro aeropuertos y que el de Barajas está dentro del municipio de Madrid, alguna influencia tendrá el tráfico aéreo en los altos índices de contaminación que padecemos estos días.

Andrés Martínez Jerez, vecino de Barajas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada